Cómo hacer una remasterización mal

Los videojuegos son obras de arte. Cada detalle, mecánica y diálogo representa el conjunto de decisiones que ha tomado una persona o grupo de personas con la visión de la obra final. No hay nada aleatorio. Sin embargo, hay montones de fragmentos del desarrollo creados para que el jugador no los note. Creados para generar una inmersión en el juego. ¿Acaso sería igual de divertido jugar a un Mario si notásemos que tenemos que pulsar la A cada vez que queremos saltar en lugar de interiorizarlo? Si para ello tuviésemos que ejecutar una complicada combinación de botones, nadie hubiese gastado horas jugando a un juego en el que es la mecánica principal. Sigue leyendo